Neo Juego

Parenthesis Arte Contemporáneo

06.Mayo.2012

Una línea, un derrame, el uso de recuerdos….

Magaly Otaola nos presenta para Neo Juego un conjunto de obras que estén dentro de la línea del collage, la fotografía, el grabado y la intervención sobre la intervención misma, es decir una propuesta en la cual de sus propias obras deconstruye y construye como círculo de su estructura productiva.

Su línea de investigación arte de la remisa del uso de hitos en su memoria que quedaron arraigados como imágenes indelebles, observando así estructuras, componentes constructivos, fotografías, tuercas, facsímiles, redes de tejidos, conectándolos mediante canales visuales y destellos de color iridiscentes.

Este desarrollo de parte de una artista que atravesó importantes talleres de grabado en Caracas incluyendo el transformador Taller Huella de la mano de Corina Briceño y otros artistas, utiliza múltiples técnicas como fuentes de investigación artística, Otaola maneja el color de forma radiante, tema para el cual se requiere de una destreza y habilidad especial en el grabado, con piezas únicas, esto define su necesidad e interés por la continuidad en la investigación en las nuevas técnicas de producción, utilizando actualmente encapsulados en plexiglás, cajas de leds de autoiluminación para las obras, impresiones electrónicos, etc.

Ahora bien, el aporte de Otaola al proceso artístico actual esta de la mano de su necesidad de exponer la influencia urbana en el mundo contemporáneo, el marketing, la saturación informativa, la impresión del color como idea de convencimiento visual, esta fuerza que forma parte de la antropología urbana en la cual nos adentramos todos los días en las ciudades que vivimos y que de forma genial logra en sus collages en catas iluminadas convirtiéndolos en estructuras cognitivas vibrantes, llenas de alegría y fuerza visual.

Otro de sus puntos de investigación es la búsqueda por la ilusión de la tridimensionalidad en las fotografías de sus propias obras, modificadas en escala al imprimirlas, en donde los componentes propios de sus collages se observan visualmente táctiles.

Las influencias de Otaola son muchas, podríamos partir de la premisa del trabab de Pollock en la línea del dripping al igual que el Fluxus como propuesta del objeto descontextualizado de la cultura contemporánea que lo organiza metódicamente, otra línea el Maestro Diego Barboza conceptualista venezolano con sus propuestas de collages sobre la investigación de lo cotidiano, la fotografía intervenida como argumento del reflejo de lo vivido y lo posible.

Cada generación en cada periodo mantiene referencias y referentes el aporte se logra en la medida en que mas allá de la originalidad se cree lo genuino. En NEO JUEGO justamente podemos observar de la línea de lo íntimo un lenguaje amplio y propio.

GABRIEL GUEVARA JURADO
Curador

haz clic sobre la foto para ver más